¿Hemos vivido ya la edad de oro del Cloud Computing?

Hay empresas que en el último año han acelerado la digitalización de sus procesos y la adopción de nuevas tecnologías e 4 a 7 años.

Hace once meses, cuando los entusiastas de la tecnología empezaron a hacer sus previsiones sobre el Cloud Computing, éste tenía un crecimiento estándar. Las cosas iban bien: las empresas estaban invirtiendo en tecnologías cloud, empezaron a derivar una mayor carga de trabajo a la nube y algunas industrias convencionales se estaban abriendo a esta nueva tecnología. Sin embargo, no hubo nada extraordinario, hasta que sucedió la Covid-19.

En muchos sentidos, la pandemia ha sido un momento decisivo para la industria de la tecnología. La tecnología y los líderes tecnológicos fueron empujados directamente a habilitar los modelos de distribución de la fuerza laboral, se aceleraron las agendas digitales y algunos de los cambios más importantes ocurrieron casi de la noche a la mañana.

El papel del cloud computing nunca ha sido más importante en este contexto. Según una investigación de Gartner, se espera que el gasto en servicios de infraestructura de sistemas en la nube crezca de $ 44 mil millones en 2019, $ 63 mil millones en 2020, a $ 81 mil millones para 2022, lo que marca un sólido crecimiento.

¿Hemos vivido ya la edad de oro del Cloud Computing?, Cloud Pocket 365

Cloud Computing, lo digital emerge

Una encuesta reciente realizada por Mckinsey arroja algunas cifras sorprendentes. Una gran mayoría de las empresas que participaron en ella dijeron que han acelerado la digitalización de sus clientes, las interacciones de la cadena de suministro y sus operaciones internas de tres a cuatro años, mientras que la proporción de sus productos digitales o habilitados digitalmente se ha acelerado en siete años. Esta es una clara indicación de cuán dramáticamente se ha interrumpido el ritmo de cambio previo a la crisis en cuestión de meses.

Quizás también te interese  21 comidas deliciosas a domicilio que no están en las apps

Si analizamos el progreso en los últimos 6 a 10 meses, la pandemia obligó a dos grandes cambios de paradigma en la forma en que operaban las empresas: uno, el cambio masivo para trabajar desde modelos domésticos y el segundo, la rápida adopción de canales digitales y la participación del cliente digital. Ambos cambios requirieron que los líderes tecnológicos adquirieran rápidamente habilidades digitales a nivel organizacional.

En muchos sentidos, desde las organizaciones ágiles hasta algunas de las empresas más convencionales, la necesidad de aprovechar la nube para mantenerse ágil, flexible y escalable se manifestó mucho más claramente en esta etapa. Para adoptar lo digital, era imperativo adoptar la nube como plataforma fundamental. Reorientando a la nueva normalidad con la nube Los últimos meses han sido una gran experiencia de aprendizaje para los líderes empresariales y tecnológicos.

Mucho más allá de la fase inicial de «respuesta», las organizaciones ahora deben planificar y prepararse para la recuperación y, posteriormente, para el crecimiento empresarial.

El nuevo mandato de los líderes tecnológicos incluye la creación de nuevas capacidades que ayudarán a sus organizaciones a prosperar más allá de la crisis. También deben reducir los costos significativamente mientras lo hacen. Este acto de equilibrio, a medida que un CIO se catapulta a un rol altamente estratégico, requiere que busquen una plataforma más estable, confiable y segura como la nube.

Ir al contenido